Una bañera práctica y segura para tu bebé

El baño de nuestro bebé es fundamental por lo que debemos cómprale la bañera indicada a nuestro pequeño, tenemos que tener en cuenta una serie de aspectos para adquirir la correcta, para que los primeros baños de nuestro niño sean placenteros ¡entérate!

Conoce la mejor manera para adquirir lo mejor para tu bebé

Todas las madres quieren que su bebé esté a salvo y protegido en todo momento  en el hogar, y eso incluye por supuesto la seguridad de nuestro pequeño. Antes de elegir una bañera para tu bebé, debes conocer sus ventajas y desventajas, además de tomar en cuenta el tamaño de tu hogar, y por supuesto tus gustos.

Cuando buscamos la mejor bañera para bebés, pensamos en un producto de calidad que nos garantice la seguridad de nuestro pequeño.

El momento del baño entraña riesgos y para asegurarnos que no habrá resbalones es muy importante que nuestra bañera sea antideslizante para así evitar alguna caída sobre todo para aquellas madres primerizas y mantenga en todo momento la cabeza del pequeño fuera del agua.

¡Antes de adquirir una bañera!

Antes de comprar una bañera para nuestro bebé, se debe de tomar en cuenta el lugar dónde se va a colocar. Elegir una bañera del tamaño adecuado al espacio que se posee en casa, te ahorrará espacio, dinero y dolores de cabeza por no saber dónde colocarla.

Todas las bañeras son distintas, hay de diferentes estilos, formas y color. Se recomienda que busques la que tenga un buen apoyo, y que te resulte cómoda para bañar al pequeño.

Tipos de bañera

  • Bañera hamaca

Este tipo de bañera es ideal para bañar a los recién nacidos. Una bañera hamaca te permitirá tener una mano libre para poder enjuagar a tu bebé sin ningún tipo de peligro de que se vaya a caer.

  • Bañera de plástico estándar

Este es el tipo de bañera más común que realmente todos usan, su tamaño es largo y algunas traen un dispositivo que emite diferentes sonidos para entretener al bebé a la hora del baño. 

  • Bañera inflable

Las bañeras inflables son prácticas si vives en una casa pequeña, ya que no necesitas dejarla armada todo el tiempo.

Como madre debes elegir una bañera en la que tu bebé esté seguro, pero bajo ninguna circunstancia puedes dejar solo al bebé dentro de la bañera. Mucho cuidado con lo que eliges para el baño de tu pequeño.