El medio de transporte más cómodo y seguro para tu bebé

La silla de paseo, también conocida como carrito, es una de las compras más importantes que debemos hacer para nuestro hijo y para nosotros. A nuestros pequeños les debe ofrecer seguridad y confort pero también debe ser práctica para los padres. Se usa durante años y en situaciones muy diversas: día a día, viajes o escapadas, para dormir o para ir de compras. Con ello es muy importante meditar la elección de la mejor silla de paseo.

Cuando empezamos a buscar la silla de paseo, los padres encontramos gran cantidad de modelos, y a menudo no tenemos muy claro lo importante de cada característica. A continuación, te detallamos varios elementos que debes valorar antes de tomar la mejor decisión.

Características de la silla de paseo

  1. Número de ruedas: Encontraremos sillas de paseo con tres ruedas y otras con cuatro pero ¿cuál es mejor? Realmente, la estabilidad de ambas es exactamente la misma. Las sillas de paseo con tres ruedas suelen tener amortiguaciones y frenos superiores y son más fáciles de empujar. Como contrapunto, las sillas de cuatro ruedas normalmente tienen menor peso y son un poco más pequeñas que las de tres ruedas.
  2. Frenos: Es importante que comprobemos que los frenos de al menos dos ruedas  puedan ser accionados al mismo tiempo (normalmente son los de las ruedas posteriores). Algunos modelos más deportivos y todoterrenos cuentan con frenos delanteros para aportar mayor seguridad.
  3. Chasis: El chasis es un armazón con ruedas que tiene un manillar con el que es empujada la silla de paseo. Está diseñado para transportar todo lo que contiene la silla de paseo, en ello está incluido nuestro bebé. Actualmente todas poseen manillares ergonómicos que se adaptan muy bien a las manos y que le facilitan a los padres su conducción.
  4. Durabilidad: Parecerá una tontería, pero a la hora de elegir  es conveniente tener una idea de si se tendrá más de un hijo o no. Si la idea es que el cochecito dure para más de un niño habrá que poner especial atención en que el chasis y que la tela sea durable o en su caso, nos permita la posibilidad de ser reemplazada.
  5. Seguridad: La silla de paseo debe cumplir con las normas de seguridad de la Comunidad Europea. La silla de paseo para nuestro pequeño debe tener, un arnés de cinco puntos y un sistema de frenado o bloqueo que sea  fácil de activar.

La silla de paseo es un utensilio que os puede hacer el día a día con vuestro hijo mucho más fácil, pero es importante elegir la que más se ajuste a vuestro estilo de vida.